violencia contra mujeres
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco. 

Mujeres de distintos colectivos acudieron muy temprano a custodiar la Glorieta de La Minerva; su glorieta, como un mensaje a todas las mujeres de Jalisco, a las que sufren violencia y no reciben protección, mucho menos justicia, que se pierden en la burocracia del Centro de Justicia para las Mujeres.

Nancy Castañeda, de la Red de Mujeres Jóvenes para la Democracia Paritaria, explica:

“Hoy salimos a la calle para rodear, para cuidar y para resguardar a la Minerva, es nuestra monumenta, con un mensaje claro: Primero a las mujeres de que no están solas, a esas guerreras que todos los días salen por luchar y por cuidar y tratan de proteger a sus hijos, niños y adolescentes, sin embargo, el Estado les sigue fallando, tenemos más de 138 feminicidios”.

Tras rodearla con camisas moradas y leyendas en donde exigen justicia, alzaron bengalas también en color morado.

La joven perteneciente a la Red de Mujeres Jóvenes para la Democracia Paritaria, Nancy Castañeda, expresó el porqué de este mensaje y porqué activar una enorme maqueta que representaba un botón de pánico:

“No solamente son las que salen en las notas, son todas las mujeres que todos los días asisten al Centro de Justicia para la Mujer y no reciben una atención adecuada, tenemos dos alertas de género, por eso instalamos el botón de pánico, para recordarles que estamos en alerta doble, tenemos una estatal y una nacional, ya no nos callan, estamos aquí por todas y necesitamos que reconozcan que la pandemia más fuerte que tenemos en Jalisco es la violencia machista, es la violencia feminicida y no se están tomando acciones contundentes”.

Ellas tienen otros datos; y de nueve feminicidios se pasó a los 11 feminicidios al día en México por la pandemia, en un 46 % aumentaron las llamadas de emergencia y los centros de justicia están rebasados.

Los colectivos reciben tres llamadas diarias y la Red Nacional de Abogadas Violeta, que se creó en tiempos de pandemia, no hay día que no reciba decenas de llamadas pidiendo auxilio, desde los hogares. Ellas tienen peticiones muy concretas, señala Nancy Castañeda.

“Acciones contundentes reales, que realmente se ejerzan las alertas de género; que el dinero realmente llegue a donde tiene que llegar; queremos personal realmente capacitado que no las revictimice, no puede ser que llegue al centro de Justicia una mujer que fue víctima de una violación y tenga que cambiarse a ciudad niñez para que le hagan un examen legista, cuando en el Centro de Justicia para la Mujer cuando se creó tenía perita”.

Recordó que el centro de Justicia para la Mujer se creó para no revictimizarlas y no ir de un lado a otro, pero se han dado pasos atrás.

Exigen la misma prioridad para todas, que se legisle para que se cambie el abuso infantil, como está actualmente en la ley, a violación infantil y con agravantes.

Participaron además agrupaciones como Índigo, colectivos de Tala, Mujeres de Cambio, Libre, Frente Estudiantil, CUCSH por el feminismo y otros más.

Al final dejaron una lona con la inscripción muy clara para todos los servidores públicos y todos los mexicanos: “Las niñas y las mujeres no se tocan, no se violan, no se raptan y no se matan”.

Víctor Chávez Ogazón