negocios en quiebra
Fotografía: Cortesía / Guillermo Tovar
Autlán de Navarro, Jalisco. 

El coronavirus ha asestado un duro golpe a muchos comercios que han quedado casi sin clientes y en la cuerda floja. A ocho meses de restricciones y bajas ventas, gran número de propietarios han optado por bajar sus cortinas definitivamente.

Aunque no existe una cifra exacta de cuántos negocios han quebrado por la pandemia en Autlán, los números podrían ser alarmantes, indicó Juan Rubio Mata, secretario general de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de Autlán, quien explicó que obtener el dato exacto es algo que se les ha dificultado porque no todos los negocios están afiliados a la CANACO, no obstante, de acuerdo a sus observaciones son 17 negocios los que han cerrado definitivamente tan solo en la avenida principal de la ciudad, a esta cifra faltaría agregar el resto de negocios de la cabecera municipal y las delegaciones.

“Es un dato que estamos tratando de investigarlo, ya que muchos negocios sí están afiliados a la cámara de comercio, esos sí los podemos más o menos ubicar. La plantilla de licencias municipales aquí en el gobierno habla arriba de 3 mil 500 licencias municipales, de las cuales muchas de ellas están activas y otras no se han dado de baja, entonces es difícil determinar con exactitud cuántos negocios han cerrado, lo que sí te puedo decir es que son números alarmantes, porque simplemente en la avenida principal desde que empezamos a ver las caídas de las ventas son ya 17 negocios los que han cerrado definitivamente”.

Conocer con exactitud el número de negocios, giro al que pertenecían y número de personas que se vieron afectadas por el cierre, implicaría hacer una consulta ciudadana en la que los afectados compartan la información, pero esto solo serviría para conocer los datos, ya que, la cámara de comercio no cuenta con recursos propios ni apoyos gubernamentales para poder ayudar a los afectados, explicó Juan Rubio.

“Lanzar una convocatoria ciudadana en la que la misma gente nos haga llegar el dato, pero es complicado porque no va haber apoyo, es simplemente preguntar quién cerró y quien no cerró, como Cámara de Comercio somos una institución que no comprende recursos económicos propios como para poder apoyarlos y brindarles una opción. Investigar cuántos comercios cerraron y ver si pertenecían al comercio formal o informal va ser una tarea ardua, pero yo creo que sí debemos cerrar el año con un número aproximado de comercios que tuvieron que bajar sus cortinas” concluyó.

Antonio Díaz