Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROEPA) realizó una clausura parcial temporal en una granja bovina, ubicada en el municipio de Tepatitlán de Morelos, por el mal manejo de sus residuos.

Durante una visita de inspección en esta granja, personal de la Proepa observó un inadecuado tratamiento y disposición final de los residuos de manejo especial, concretamente de las excretas de los animales que ahí se albergan.

De igual manera, los inspectores se percataron de una posible contaminación del suelo por arrastre e infiltración de los residuos antes mencionados. Todo ello en incumplimiento a la normatividad vigente del Estado de Jalisco como lo establece la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LEEEPA) en su Artículo 144 Fracción I.

Ante los hechos descritos, se procedió a instalar la cinta delimitadora con la imposición de sellos, a fin de evitar un posible desequilibrio ecológico en el lugar, así como alguna alteración en la salud de las personas que trabajan en el lugar.

Cabe mencionar que la medida de seguridad permanecerá hasta en tanto la persona responsable acredite contar con las medidas necesarias para evitar la contaminación y realizar la correcta disposición de los residuos, así como con las condicionantes que para el caso sean establecidas por parte de la autoridad competente.

Víctor Chávez Ogazón