Guadalajara, Jalisco.

Año con año, aumentan en la ciudad los puntos de riesgo a partir de las lluvias, que de inundaciones leves pasan a verdaderas trampas mortales y avenidas que se suponía seguras, se convierten en ríos.

El profesor investigador del Departamento de Geografía y Reordenación Territorial, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), maestro e investigador Luis Valdivia Ornelas, dio más detalles.

“Se han identificado 350 puntos que presentarían problemas de inundación durante los próximos meses y que se ubican en colonias marginadas como La Martinica, Indígena, Las Pintas, El Quince y Ferrocarril; además de vialidades con alto flujo vehicular como las avenidas Del Federalismo, Revolución, López Mateos, Américas y Mariano Otero, además de la Calzada Independencia, entre otras”.

Dijo que 15 de estas 37 zonas se ubican en Santa Anita y que ya preparan un estudio a partir del cuál conformar una norma para evitar que las avenidas se sigan inundando, esto a través de la obligación para los futuros gobiernos de obras de gran calado:

“Las vías metropolitanas no deberían de inundarse, como López Mateos, Patria o Acueducto, porque son en las que se da el desplazamiento de una buena parte de la población, no tendrían que inundarse o el nivel de agua tendría que ser mínimo, porque cuando se corta la movilidad en López Mateos eso impacta a nivel regional en Ciudad Guzmán, Zacoalco de Torres, e incluso en Colima”.

Aseguró que con los incendios en el Bosque La Primavera, se han incrementado los riesgos en el perímetro y con las lluvias podrían registrarse cauces de lluvia con presencia de troncos o restos de maleza que lleguen a las avenidas y colonias cercanas al Bosque La Primavera, lo que incrementaría la peligrosidad.

Víctor Chávez Ogazón