Guadalajara, Jalisco.

La creación de una empresa estatal para comercializar gas LP es alentadora para el consumidor… pero es irreal, alertó el académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Héctor Iván del Toro.

El profesor del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) explicó que llevar a cabo este proyecto será costoso para Pemex, una paraestatal en números rojos, y que necesariamente implicará un subsidio al precio de este combustible.

¿De dónde saldrá ese recurso?, cuestionó el investigador.

“Para que el Gobierno federal tenga más dinero debe asumir más deuda internacional o más impuestos. Esto puede tener una repercusión positiva en el precio de un bien, pero que puede desencadenar más problemáticas a futuro”.

En el último año, el cilindro de 30 kilogramos de gas LP encareció 50%, al pasar de 509 pesos a 763. Para paliar el impacto en la economía familiar, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció la creación de “Gas Bienestar”.

La Comisión Federal de Competencia Económica emitió un comunicado en el que advirtió que se requiere de una serie de acciones para que los precios bajen. Entre ellas, promover energéticos de calidad, mayor competencia en el mercado y sancionar conductas anticompetitivas.

La Cofece tiene actualmente dos procedimientos de investigación en este mercado. Uno de ellos es por acuerdos entre empresas para repartirse el mercado de la distribución de gas LP a fin de no competir y manipular los precios.

Georgina García Solís