El ministro de Trabajo de Alemania, Hubertus Heil, avanzó un notable incremento del salario mínimo en el país en una entrevista que hoy publica el dominical “Bild am Sonntag”.

“La comisión encargada del salario mínimo va a proponer una subida antes de que termine el mes de junio”, adelantó el político socialdemócrata.

“Dada la buena situación económica de Alemania parto de la base de que va a ser una subida importante”, agregó.

La Federación de Sindicatos Alemanes (DGB) exigió recientemente un claro incremento del salario mínimo en el país. Los cálculos realizados por la Oficina Federal de Estadística germana, Destatis, entienden que el aumento podría pasar de los actuales 8,84 euros por hora (10,4 dólares) a los 9,19 euros la hora el año que viene.

Políticos de partidos de la oposición así como también miembros del Partido Socialdemócrata (SPD), socio menor en el Gobierno liderado por la canciller Angela Merkel, señalaron últimamente que el importe del salario mínimo es en actualidad muy bajo. Incluso el líder de las juventudes socialdemócratas (Jusos), Kevin Kühnert, exigió que el salario mínimo subiese a 12 euros por hora en la presente legislatura.

El salario mínimo de 8,5 euros por hora fue instaurado en Alemania en 2014, como una de las principales exigencias del SPD para firmar el pacto de Gobierno con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel. En enero del año pasado el Ejecutivo aprobó su subida hasta los 8,84 euros por hora.