botón de emergencia
Guadalajara, Jalisco. 

Durante el segundo fin de semana de la activación del botón de emergencia, los tapatíos respondieron al llamado de quedarse en sus casas y solo salir a la calle por lo estrictamente necesario.

Durante el medio día del sábado eran pocas las personas que caminaban por el centro de la ciudad, quizá por el reforzamiento de los filtros que limitaron el acceso a los puntos donde generalmente se reúnen grandes grupos como lo son: Plaza Liberación, Plaza de Armas, Universidad y Tapatía.

Esto originó que los ciudadanos no salieran este fin de semana a las calles de la ciudad de las rosas, pues también estacionamientos, comercios, restaurantes e industria permanecieron cerrados en su mayoría.

Durante este fin de semana los filtros instalados funcionaron de manera diferente pues en esta ocasión el personal que resguardaba las rejas no brindaba gel ni tomaba la temperatura, únicamente orientaba a las personas sobre el camino que tendrían que tomar para llegar a sus destinos.

Los filtros instalados en el centro de Guadalajara abarcaron las calles Ocampo hasta Degollado y de Juárez hasta Independencia con lo que prácticamente el centro permaneció cerrado durante el fin de semana.

Conforme las horas pasaban y se aproximaba el tiempo de salida de los trabajadores, el tráfico comenzó a colapsar en la avenida Juárez donde las filas de autos llegaban desde Chapultepec hasta la calzada Independencia.

Pasada las llamadas “horas pico” la ciudadanía en el centro de Guadalajara cumplió con lo que se les marcó, por lo que habrá que esperar que la estrategia del botón de emergencia brinde resultados positivos disminuyendo los contagios de covid-19.

Pablo Toledo