Guadalajara, Jalisco.

El día llegó y como buenos mexicanos grandes cantidades de personas dejaron las adquisición de regalos para el último momento, la zona de Obregón se encuentra llena de personas que acuden a realizar las llamadas compras de “pánico” en tiempo de COVID-19, los motivos del porqué acuden el último día son varios, hay quien culpa al patrón por entregar tarde el aguinaldo, otros a la decidía y otros simplemente porque hasta el 24 de diciembre le dieron ganas de salir a comprar sus cosas.

A las personas que acuden a realizar estas compras de pánico no les preocupa tanto el que Jalisco haya rebasado el 30% de ocupación hospitalaria y el que los casos de Covid-19 vayan en aumento, muchos, están más preocupados por encontrar el regalo prometido y que los costos no vayan en aumento, quién no ha encontrado su objeto sabe que tiene que buscar en otra zona donde también enfrentará sobrecupos, aglomeraciones y un peligro inminente de contagio de coronavirus.

Dado que las situación económica no ha sido la espera para los comerciantes de Obregón, éstos, indicaron que varios locales permanecerán abiertos hasta las 6 de la tarde.

Pablo Toledo