Fotografía: AFP
Fráncfort, Alemania.

El gigante deportivo alemán Adidas declaró el lunes que la venta de Reebok, su filial estadounidense actualmente en dificultades financieras, figura entre las opciones que se plantea para el futuro de esta marca.

Adidas, principal competidor de Nike, indicó en un comunicado que se están analizando “alternativas estratégicas” para Reebok, en las que se incluye “la venta (…) y el mantenimiento” en el grupo.

El fabricante alemán adquirió Reebok en 2006 por 3 mil 100 millones de euros (3.800 millones de dólares).

En la presentación oficial de la nueva estrategia de Adidas, el próximo 10 de marzo, el director ejecutivo de la marca, el danés Kasper Rorsted, anunciará la decisión.

El fabricante textil estadounidense VF Corp y el chino Anta Sports suenan como posibles candidatos interesados en la compra, informó en octubre la revista económica alemana “Manager Magazin”, sin citar fuentes.

Desde su adquisición por la compañía alemana, Reebok, especializado en ropa deportiva femenina, siempre se ha considerado como una filial con problemas dentro del grupo.

La marca sólo vale 803 millones de euros (972 millones de dólares) en el balance del grupo, después de varias depreciaciones contables.

Los ingresos de Reebok aumentaron un 2% en 2019, a 1.750 millones de euros (2.120 millones de dólares), una pequeña parte de los 23 mil 600 millones de euros (28.500 millones de dólares) del conjunto del grupo Adidas.